LA MODA EN LA EDAD ADOLESCENTE

14 May 2015
738 veces

LA MODA EN LA EDAD ADOLESCENTE

¿Qué pasara? ¿Cumplirán las expectativas que se generan al pensar que tienen el mayor acceso a la tecnología y a la creación de la historia hasta la fecha? ¿Qué les estará pasando por la cabeza? ¿Cambiaran el mundo y la moda? ¿Serán los revolucionarios de la creatividad social? Esto es lo que se preguntaran millones de padres de adolescentes y veinteañeros. Los jóvenes y adolescentes de hoy no son como los de las generaciones anteriores, han crecido con un ordenador bajo el brazo, saben manejar los últimos gadgets electrónicos globalmente a través de internet, chat, Facebook, whatsapp, etcétera. No solo tienen la tecnología a su alcance sino que la moda también lo está; tienen todo tipo de información y acceso al comercio online, pueden llevar prendas de décadas que no han vivido, cambiar de look y compartirlo en Pinterest, Instagram o Blog, y por qué no con un poco de suerte crear tendencia global y tener éxito. No tienen vergüenza, complejos, prejuicios ni miedo al ridículo, lo transmiten y contagian. Lo cool ahora es la capacidad empática de atraer a la gente, de comunicarse. Es una generación que ha incluido la palabra “estilismo” en su vocabulario de una forma tan orgánica como la tecnología, ponen sus cinco sentidos en hacerse el look más cool para el fin de semana o para ir a clase. Buscan definirse, gustarse y gustar, prueban y cambian porque están explorando su identidad, como en otras facetas de la vida. Estos jóvenes tienen en las cadenas de moda rápida todo lo que necesitan, moda asequible y tan efímera como sus gustos, ya que están definiendo su identidad y estilo. Las sudaderas, las sneakers, las camisetas y los jeans se han vuelto básicos para esta generación y los mezclan de forma irreverente con prendas más clásicas, más caras, complementos y lo que la imaginación sugiera. Las firmas deportivas han hecho prendas de moda para la calle, específicamente para ellos como hemos visto en la pasarela en los últimos años, ha dado buenos ejemplos de sporty-chic, como las cuñas deportivas, o los pantalones baggy. Numerosas grandes firmas de Street al amparo de los millones de jóvenes que las utilizan como indumentaria habitual, amén de raperos, skaters, deportistas, y celebrities. Durante la adolescencia los jóvenes descubren los accesorios, ahora en auge porque es una manera de reavivar básicos con un complemento más o menos ruidoso, da un toque especial, y es más barato que comprar un abrigo. Antes no existía más que la camiseta y el vaquero y ahora resulta que hay gorras, boinas, cinturones, cordones para las zapatillas, pendientes, collares, pulseras, anillos, cadenas, pinzas para el pelo, fundas de móviles, pañuelos, percings, gafas…Las gafas son el accesorio en el que primero pican, sus estructuras viven una explosión de color e irreverencia juvenil, las de tipo Wayfarer arrasan tanto como en los ochenta, pero a todo color.

Seguro que en veinte años lo que ahora nos parece tan moderno y estiloso, nos dara pereza, e incluso se convertirá en un mero recuerdo nostálgico.

Hasta la próxima semana, un abrazo.

Ana Belén

Valora este artículo
(3 votos)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.